¿Alguna vez habías pensado en donar tu cabello para la elaboración de  pelucas oncológicas precios? Muchas personas no piensan en esta posibilidad y otras se sienten atraídas por la idea, pero no se atreven a desprenderse de una parte tan importante de sí como lo es su pelo.

Sin embargo, se trata de una acción que puede alegrar a los pacientes que sufren esta enfermedad, muchos de los cuales son niñas. Viéndolo así, no es tan difícil motivarse a hacerlo. De hecho, si lo piensas detenidamente no es una pérdida permanente. Tu cabello volverá a crecer y, cuando lo haga, estará más sano.

De igual forma, la donación es una excelente excusa para cambiar de look, una oportunidad de verte diferente. Pero, sin duda, la mejor parte es que tu aporte no solo será una futura peluca o prótesis, sino también un rayo de esperanza en medio del dolor que el cáncer trae consigo.

Y es que debemos recordar que la alopecia derivada del cáncer, es una de las consecuencias que mayor impacto psicológico tiene en los pacientes. De modo que se trata de un gesto muy significativo para ellos, porque contribuye a reforzar su ánimo y autoestima, elementos sin los cuales difícilmente se puede superar la enfermedad.

 

¿Qué debes hacer para donar tu cabello?

Aunque donar cabello es muy sencillo, debe realizarse teniendo en cuenta determinadas pautas. En primer lugar, este tiene que estar limpio antes de cortarlo y mantenerse así al momento de entregarlo. En cuanto a su longitud, las exigencias pueden variar, pero generalmente se pide que mida entre 20 y 35 cm de largo.

Es por ello que en muchas ocasiones se apartan aquellos que han sido cortados en capas. No obstante, en dicho caso lo primero que se hace es medir la primera capa, a fin de determinar si esta cumple con las exigencias mínimas.

Otra clase de pelo, que pocas veces se recibe, es aquel que ha sido teñido u objeto de permanentes, rizados, reflejos o aclarados. Si a pesar de ello tienes mucho interés en hacer una donación, puedes investigar y tal vez encuentres alguna en tu localidad que sí lo acepte en esa condición.

En el momento de entregarlo, el cabello debe estar seco. Si optas por acudir a un estilista, infórmale previamente de la finalidad del corte y de las condiciones establecidas por la institución que hayas escogido. Por último, una vez cortado tu pelo, asegúrate de atarlo bien en ambos extremos o llevarlo trenzado. De lo contrario, no será aceptado.

Si no conoces ninguna institución que se encargue de recogerlo, puedes optar por Runhair. Así podrás contribuir con la iniciativa “Una sonrisa nos basta”, a través de la cual llevan alegría a muchos niños con cáncer, donándoles prótesis capilares a su medida.

Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.