La alopecia es una enfermedad que se produce por diversas causas y se manifiesta de distintas maneras. Por eso, antes de consultar las prótesis capilares precio que pueden utilizarse, es fundamental recibir el diagnóstico especializado de la situación.

Ahora bien, los expertos en la materia siempre han insistido en la importancia de las medidas preventivas y las califican como las acciones más eficaces contra la caída del cabello. Pero para poder anticiparse a una enfermedad, es preciso conocer los factores de riesgo que inciden en su desarrollo y determinar a cuáles estamos más expuestos.

En términos generales, dichos factores son el estrés, la alimentación, la higiene deficiente y, en casos más específicos, intervienen elementos genéticos. Sin embargo, su prevalencia también puede determinarse en función del sexo. De ahí que algunos tipos de alopecia sean más frecuentes en las mujeres, y los explicaremos a continuación:

  • Androgénica: es la forma más común de alopecia y, generalmente, está relacionada con problemas hormonales. En este caso, el pelo se va debilitando de manera progresiva, a la vez que se cae principalmente en la zona superior de la cabeza. La población donde se presenta con mayor frecuencia es en mujeres de edad avanzada.
  • Areata: se origina a causa del estrés, pero pueden influir en su padecimiento otros elementos, tales como la contaminación o el abuso de químicos capilares. En este caso, la caída del cabello es tan lenta que, a veces, no se distingue hasta que ha avanzado notablemente. No obstante, en algunas mujeres esta se produce de forma rápida y se percibe en pocos días.
  • Difusa: es la más inofensiva de los tres tipos. Ello se debe a que es una variante en la que el pelo se cae, pero al mismo tiempo nace nuevo. La buena noticia es que en la mayoría de las pacientes es temporal. Puede detectarse su padecimiento si nota rastros de cabello en la almohada o los observa en la ducha.

Ante la presencia de alguno de los síntomas de estas formas de alopecia, lo más recomendable es acudir a un especialista. En la medida en que esta sea detectada con anticipación, podrán corregirse más eficazmente sus efectos.

Si por el contrario la degeneración capilar está muy avanzada, es igualmente necesario buscar la opinión de un experto, ya que él establecerá el tratamiento oportuno y recomendará la aplicación de prótesis según las técnicas más convenientes.

Por otra parte, tenga en cuenta que, salvo en situaciones extraordinarias como el embarazo o la menopausia, las causas de la alopecia femenina están íntimamente relacionadas a sus hábitos. En consecuencia, procure llevar un estilo de vida sano, una alimentación equilibrada y mantenerse alejada del estrés. Así reducirá al máximo sus posibilidades de padecer este problema.

Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.