El cabello juega un rol muy importante en la autoestima de una persona, y por este motivo una cabellera ausente o escasa produce malestar e inseguridad a la gran mayoría de la gente, independientemente de que se trate de hombres o de mujeres. Por suerte, la tecnología actual ha permitido desarrollar prótesis capilares precio que ofrecen una alternativa bonita y de aspecto natural ante la angustia que genera la calvicie.

Existen prótesis capilares totales (PCT) y parciales (PCP), cada una con sus pros y contras, y en ocasiones decidir cuál es la mejor opción puede no ser sencillo. Este sería el caso de quien sufre una alopecia androgénica y le falta cabello en la sección superior. En los hombres, además, se pierde el de las zonas frontales, mientras que a las mujeres les afecta en la coronilla. Obviamente, a aquellos que han perdido todo su pelo por cualquier causa no se les presenta esta duda.

Quienes todavía tienen algo de cabello podrían preguntarse qué les conviene más, utilizar una pieza en las áreas afectadas o afeitarse totalmente y optar por una completa. La decisión dependerá de diversos factores, entre los cuales se incluye el precio, el impacto del uso sobre el producto, la comodidad, etc.

Ventajas de las prótesis capilares parciales con respecto a las totales

  • Coste: son más económicas porque requieren menos material. Asimismo, su mantenimiento implica gastos más bajos, puesto que se consume una cantidad mínima de pegamento, cinta adhesiva y solvente, cada vez que es reinstalada.
  • Desgaste: si la persona duerme con la pieza puesta, el roce con la almohada causa un cierto deterioro al producto. Este será mayor para las PCT debido a la fricción de los laterales y la parte posterior.
  • Instalación: en forma general el proceso de colocarlas es más fácil y rápido.
  • Exposición: al instalarlas hay que prestar atención a un perímetro reducido, por lo que resulta más sencillo garantizar que no sea detectable a simple vista. En cambio, cuando se utiliza una total es necesario cuidar que la discontinuidad de la sección frontal y los costados no se note.

Por otro lado, elaborar o conseguir una PCP perfecta es más complicado, ya que el color y la ondulación de la fibra capilar empleada tienen que coincidir a la perfección con la original, o de lo contrario se notará la diferencia. Esto es fácil con algunos tipos de cabellos, y más difícil si el individuo tiene un tono inusual o rizos particulares.

Por último, las prótesis capilares pueden con el tiempo oxidarse ligeramente y cambiar de tono hasta volverse rojizas o decoloradas. Si se usa una PCT este detalle carece de importancia, dado que la transformación es homogénea. Pero, sí podría afectar la detectabilidad de una PCP, en virtud de que llegaría a lucir distinta al resto del cabello.